El murciélago de 8.000 millones

En el intento de evocar a un jugador que haya creado inquietud en algún momento de nuestra vida o del que hayamos tenido referencia en alguna ocasión, la gran mayoría de las veces toca virar demasiado tiempo atrás. Pero no siempre la imagen aparece en blanco y negro o difuminada por los años, porque hay quienes aunque parecen retirados, jubilados o con las botas colgadas en el tranquilo balcón del pueblo, aún entrenan diariamente buscando unos minutos que no llegan.

Esas botas, que ya no tendrán mayor filigrana en el futuro, son las mismas que lograron alcanzar dos finales de Champions, levantar una Copa del Rey y pisar suelo mundialista no hace demasiado. Y es que pese a que a algunos ídolos hay que recordarlos tiempo atrás, hay otros que siguen su rutina pese a que nadie les recuerde. ¿Les suena un tal Gaizka Mendieta?

Seguir leyendo:

3 comentarios:

piterino dijo...

La verdad es que Mendieta me encantaba, era el mejor medio de España cuando el Valencia lo vendió, aunque no valía aquel dineral ni loco, tal y como Florentino le dijo a Pedro Cortés.

fernando dijo...

Pasó de ser el mejor a desaparecer del fútbol de élite. El dinero pudo con él. Un abrazo.

Eduardo Garcia Lopez dijo...

ME suen, me suena. A punto estuvo de ir al madrid y al final recaló en el BArça. Una pena que no demostrara nada en el equipo blaugarna

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm