El ‘caramelo’ invernal

Soluciones desesperadas a problemas de mala planificación o refuerzos por bajo rendimiento general de una plantilla. Esas dos opciones son las que, en la mayoría de los casos, hacen que los clubes acudan al mercado invernal para satisfacer algunas necesidades aún a tiempo de obtener una respuesta eficiente antes del fin de campaña.

Sinceramente, y a las pruebas me remito, aquellos fichajes que se realizan como consecuencia exasperada a un déficit de calidad, trabajo o ilusión en torno a una entidad, suelen ser un desastre. Para agudizar esta sensación, los jugadores que pueden moverse en estas fechas suelen ser insatisfechos por falta de minutos, bajos de forma e incluso en rebeldía personal. Puede que, además, lleguen desde Sudamérica (son muchos los argentinos o brasileños que aprovechan su parón para aventurarse), con lo que el periodo de adaptación les jugará, salvo milagro, una mala pasada durante unos meses.

4 comentarios:

Fútbol en Clave dijo...

Plenamente de acuerdo. En invierno lo que hay en el mercado no es lo mejor.
Abazo!

Gol Blanco dijo...

Fichar en invierno solo vale si es por algún jugador clave que halla sido lesionado por un largo tiempo, de lo contrario solo demuestra mala planificación.

piterino dijo...

Demuestra muy mala planificación tener que fichar en enero, salvo lesiones inesperadas. Entre lo reducido de las opciones, sobre todo para los "equipos Champions", y las urgencias que suelen acompañarlos, estos refuerzos funcionan en un porcentaje bajo. Pese a todo, cada año hay ejemplos de todo lo contrario: Aduriz, Baiano, Mark González, Ilie hace más tiempo, ...

Feliz año.

ARO GERALDES dijo...

Este tipo de contrataciones a la desesperada lo que hace es poner en evidencia el poco conocimiento de quienes contrataron hace seis meses.
Saludos José David, lo mejor para este 2008..

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm