Equipos míticos: Inter 1989 y los 60


18 años de sequía

La hinchada neroazurri ha sufrido demasiado tiempo. Proyectos con grandes expectativas que se desmoronaban, numerosos fichajes que nunca llegaron a paliar las verdaderas necesidades del equipo y, sobre todo, la sensación de inestabilidad constante en una institución que ha tenido un exagerado déficit de títulos en relación a la historia que un día le marcó entre los grandes. Alejado de las polémicas que le terminaron por adjudicar el Scudetto 2005-2006 en los despachos, que dejaron un sabor tan amargo como que el propio Moratti afirmó que sólo había celebrado ese título con una botella de cava y en familia, tocaba centrase en el 'bloque' y repetir la gesta de casi dos décadas atrás, el tiempo que hay que retroceder para volver a ver al Inter campeón.

Aquél vestuario estaba comandado por Giovanni Trapattoni, maestro del catenaccio y que había llegado dos años antes tras triunfar en la Juventus, donde creó la base de la futura Italia campeona del mundo en el 82. 'Il Trap' tenía un once bastante idealizado, en el que la defensa tomaba un papel fundamental con los Bergomi, Brehme, Matteoli, Ferri o Mandorlini como protagonistas de la base en la que se asentaba el juego interista. El mítico capitán Bergomi junto al potente Brehme, eran por entonces una pareja de ensueño en la que Trapattoni depositaba buena parte de sus esperanzas, pues para la creatividad y la fantasía ya estaban otros.

El buque insignia de este Inter campeón era Lothar Matthaus. El eterno capitán alemán había llegado ese año como estilete del nuevo proyecto que gobernaba desde el sillón presidencial Ernesto Pellegrini y no tardó en dar fe de ello en los que quizás fueron sus mejores años. Llegaba con la experiencia de quien había ganado ya tres Bundesligas con el Bayern y con el 'hambre' para reactivar a un grande aletargado que necesitaba recordar lo que era ganar el Scudetto ya que, por entonces, eran nueve años sin vivir el éxito.

Acompañado de jugadores en un buen momento y cuyo rendimiento fue ejemplar, como Berti, Bianchi o Ramón Díaz (técnico actual de San Lorenzo), Matthaus lideró al Inter, que necesitó los goles de Aldo Serena, nada menos que 22 dianas, para encontrar el camino ideal hacia un Scudetto que, a día de hoy va a ser el penúltimo (despachos a un lado), en la historia interista.

Il Scudetto Dei Record

Además de haber dejado un gran recuerdo en lo que al título liguero se refiere, aquél Inter campeón del 89 tiene a día de hoy los números de su parte porque fue todo un ejemplo estadístico. Basta decir que en esa campaña sólo cayeron en dos partidos, ante Fiorentina y Torino como visitantes, permitiéndoles cantar el alirón semanas antes de que finalizara la temporada. Los once puntos de diferencia final respecto al Nápoles, que sería campeón un año más tarde, coronaron a este equipo entre los grandes.

En el aspecto goleador ya citamos a Aldo Serena como su artillero, dado que el estado físico por el que atravesaba el internacional era tremendo, aprovechando su racha en un año ideal. Sus 22 dianas le hicieron ser el goleador del equipo, ya que logró más del 30% de los 67 con los que el Inter finalmente se proclamó campeón. Ramón Díaz con doce tantos y una gran capacidad de llegada era su principal compañero en tareas atacantes. Así mismo, recibió 19 goles en los 34 partidos.

El gran Inter de los sesenta

Cuando el Madrid arrollador de Di Stéfano se venía abajo tras dominar Europa, entró en acción el Inter de Milan. La historia neroazzurra invita a afirmar que éste, fue el mejor equipo que jamás allá tenido la institución y que mezclaba varios estilos para un bien común que, finalmente, pudo coronarse en Europa.

El principal protagonista no era otro que el mítico Helenio Herrera, quien abrió las ilusiones con su fútbol de 'estudio' que le valió su apodo de 'Mago'. Aquél Inter estaba liderado por Luís Suárez, balón de oro en la época y por el incombustible Sandro Mazzola. A su lado, haciendo honores a un bloque compacto, estaban los Facchetti, Corso, Burgnich, Peiró o Picchi, que llevaron hasta los extremos la 'pizarra' en el aspecto defensivo, con un cerrojo en toda regla que secaba los ataques rivales con un líbero como cabeza de turco. Ese revolucionador método surtió efecto a lo grande porque 2 Copas de Europa y 2 Intercontinentales no se ganan solas, menos aún si hay que dejar por el camino al Real Madrid (5 Copas de Europa por entonces).

Ahora, cuando el Inter sumará su 15º Scudetto, estos míticos recuerdos engrandecen la temporada actual que, sin duda, pasará a la historia como la del claro dominio neroazurro, más aún si mantienen su imbatibilidad.


8 comentarios:

Pedro Quillón dijo...

Estos si eran buenos equipo. El actual la va a ganar por falta de rivales, sino, otro gallo cantaría. Moratti no puede estar contento. Una en los despachos y otra a medio camino en el peor Calcio de la historia.

GRandísimo post David.

hoeman dijo...

Qué bueno era Lothar Mathauss.

Anónimo dijo...

El fútbol italiano es una farsa y siempre lo será. Por eso ahora les han quitado la Eurocopa y se la dan antes a Ucrania y Polonia. No tiene sentido si todo estiviera bien. Solo admito que Mazzola y Suárez fueron únicos el resto todos bazofia.

Romanista dijo...

Me encanta Klinsmann cuando le vi en la foto enloquecí, pero el no llegó a tiempo a despuntar como si lo hicieron Matthaus y Brehme. Este ultimo era un autentico filon en tiros a puerta.

Como soy romanista no creo que el Inter vaya a llevarse esta tarde el titulo, pero es suyo, eso esta claro.

Bonito post David, te felicito y te animo a que hagas más especiales de estos.

Anónimo dijo...

El equipo actual no le llega ni a los talones al de trap, la comparacion BERGOMI-matrix, BREHME-mufa zanetti, MATTHAUS-stankovic, ZENGA-julio cesar, FERRI-cordoba, SERENA-adriano lo dice todo. Es una tristeza, ni siquiera un equipo italiano es, Giuseppe Meazza debe estar revolcandose en su tumba.

El Zlatan de Xerez dijo...

Que buen post José David. Una cosa a ver si me la puedes aclarar. Aldo Serena jugó un Mundial con Italia ¿verdad?

Es que creo que el tengo en un video y no acabo de asegurarlo.

Jose David Lopez dijo...

Pues habrá que esperar. La Roma no sólo le retrasa el alirón, sino que le quita el imbatible al Inter y le rompe su fiesta.

Aquí la cronica: http://goal.com/es/Articolo.aspx?ContenutoId=283300

Jogo Bonito dijo...

@ jose david lopez

Soy Andrés de La Quinta del Buitre. Aparte de éste ahora tengo otro blog: Jogo Bonito. Espero que retomemos mutuamente las visitas genio.

Bueno, tu post de hoy me ha encantado. Yo tengo documentales de ese Inter campeon en el año en el que el Milan de Sacchi nos goleó en San Siro. La tripleta alemana fue clave en ese scudetto. Los Klismann, Breme y Mattahaus demostraron el por qué un año después ganarían también en Italia el Mundial con su selección. Bergomi y Serena también fueron capitales. En esta edición (La Roma ha ganado en el feudo neroazzurro y ha aplazado el alirón) ha vivido de la ausencia de rivales de enjundia y da la calidad de Ibra y Adriano que sí que han hecho goles. El trivote utilizado en medio campo ha dado solidez para ganar muchos partidos sobre todo en los campos de rivales directos.


Un abrazo

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm