Donde la Copa importa

Alejados del interés económico como principal sustento y tirando de aquello que algunos llaman sentimiento nacional y que tan difícil es conseguir en otros rincones, esta semana se presenta caótica para muchos equipos que tiene en la Copa el mayor de los objetivos de toda una temporada. Con la igualdad por bandera y sin favoritismos cargados de polémica, no sólo Inglaterra ha sabido explotar como nadie el placer por sus copas, Francia o Alemania, viven unas semifinales cargadas de detalles porque, auqnue parezca extraño para algunos, la Copa aún importa a muchos.

Sin ninguna duda, el fútbol francés ha sabido dotar a su competición copera las bases más acertadas para explotar, al estilo británico, una competición que es valorada como se merece entre los aficionados galos. No hace falta cumplir requisitos especiales para entrar a disputarla, sino que pagando una mínima inscripción, cualquier equipo aficionado puede lidiar en un par de rondas con el mismísimo Lyon o alucinar en el mítico Velodrome. Así, no es de extrañar que se apunten hasta 6.100 equipos, algo insólito al menos en nuestro país.

Precisamente para relanzar a todos esos equipos menores que se han quedado por el camino, está el
Montceau. Los de la Borgoña, son la atracción nacional, el orgullo de la clase baja y de los trabajadores incansables. No obstante, desde su humildad han dejado por el camino a equipos con identidad europea como Lens o Girondins y a otros de su mismo 'gremio' como el Pontivy o el Feignies, pero para un equipo de Cuarta División, cualquier meta parece un objetivo a alcanzar por medio de esfuerzo y empuje de los suyos que tendrán que viajar a la vecina Gueugnon para disfrutar de la noche más importante de la historia de su pequeño y limitado equipo. Si la ilusión fue en su día capaz de llevar al Nimes o al Calais a la final de Saint Denis, en París ya hay 'cola' de aficionados del Montceau.

La DFB Pokal ha logrado, como todo el fútbol alemán, un impulso 'extra' desde el pasado Mundial y el ambiente generado en torno al torneo nacional ha ido en aumento con estadios a rebosar y equipos de mitad de tabla dando 'guerra' y dejando fuera a los grandes. Así, en cuartos, no quedaba vivio ninguno de los principales candidatos y sólo el Stuttgart aparece en estas semifinales al tiempo que aún puede coronarse en la Bundesliga.

Nuremberg-Eintrach y Wolsfburgo-Stuttgart son los cuatro finalistas de un torneo que, al igual que en España, no da cabida a equipos aficionados ni tiene en cuenta inscripciones vía económica pero que respeta la eliminatoria directa a partido único y sabe exprimir como pocos los valores de un título en auge.

Así mismo, en Bélgica las semifinales cuentan con cuatro clásicos Anderlecht-Standart Lieja y Brujas-Gent son los emparejamientos, con los que la emoción está asegurada.


Foto: L´Equipe

2 comentarios:

Sevillano_22 dijo...

Como francés que soy, nada menos que de Amiens, me encanta que toques el fútbol de mi pais y que te hayas acordado de los más pequeños en este día tan especial para uno de ellos. Ojala y el Montceau sea capaz de meterse en la final. Pero no nos has citado a nosotros, porque fuimos capaces de meternos en la final tb en 2001. A lo mejor es que nos has tomado por un equipo algo superior a estos otros. Un saludo.

Marcos Soria dijo...

Aqui no valoramos nada y es una pena que la tengamos tan devaluada, más que la Copa del Rey parece la del albañil coño.

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm