Arda Turan o el nuevo Alejandro Magno

Era día de resaca tras los cuatro maravillosos goles que anotó España a Rusia en un debut esperanzador. La ‘Roja’ tuvo un día muy ‘light’, donde los jugadores estuvieron al lado de sus familiares desplazados a la zona con lo que la calma fue la nota dominante. Sólo algunos periodistas con gana de sacar demasiada punta al lápiz, metieron el bisturí en la relación Torres-Aragonés con una sustitución como telón de fondo y un supuesto mal gesto del ex punta atlético. Yo, desde mi humilde opinión, veo demasiados intereses pro ‘The Kid’ en el desaguisado.

En la Selección es muy complicado obtener una exclusiva con un jugador pero cuando a tu seleccionado le da por hacer el “mejor partido” de su carrera, todo se complica. Sí, tenía cerrada una entrevista con David Villa pero salió en rueda de prensa en solitario para dar sus impresiones sobre el debut soñado y tras un ‘hat trick’, la espera será el mejor bálsamo hasta hablar con el aún delantero ché.

Pero más allá de España, la carpa se vistió de gala durante unos momentos. Sabíamos de la llegada del jamón ‘5 Jotas’ y de las delicias que iba a provocar pero cuando a un servidor le dio por levantarse a intentar probar tan suculento manjar (más aún en estas tierras donde proliferan las comidas rápidas), todo había desaparecido. Quedaban servilletas, platos vacíos y, eso sí, un pan muy tierno que mi compañero Xisco Ortí devoró con facilidad. Cuando el hambre ataca en mitad del trabajo…

Tras disfrutar del primer gran partido del multi-enfocado Cristiano Ronaldo en la televisión gigante que han implantado en la carpa de los periodistas (creo realmente que soy el único que presta atención al resto de la competición) y de aprovechar el descanso entre partidos para viajar a Innsbruck en busca de una Fan Zone (de las muchísimas que disfrutan en el corazón tirolés) para ver a Suiza, apareció Alejandro Magno.

El conquistador macedonio se hizo de rogar. Primero dejó que le golpearan con una acción individual de Derdiyok donde el joven delantero tuvo toda la calma del mundo para elegir la mejor opción y regalar el gol a Yakin. Consciente de la importancia del choque, Terim trastocó su once con mucha más vocación ofensiva. Los turcos desplazados en Innsbruck se escondían entre el resto de seguidores pero cuando Senturk empató el partido, las calles empezaron a tomar un color granate que presagiaba lágrimas por un bando e ilusión por otro. Arda Turan, en el descuento, se disfrazó del gran Alejandro para enloquecer a los turcos que se dejaron notar con gestos agresivos al grito de “Turkey, Turkey”.

Arda, como si del emperador que dominó la antigua anatolia se tratara, se bastó de un gesto (un disparo potentísimo), para movilizar a toda su legión, lo que generó un refuerzo de seguridad inmediato con numerosos policías persiguiéndoles. Eran sus fieles comandantes, los que habían conquistado el imperio suizo. Fueron, porque no decirlo, los primeros momentos tensos de mi estancia en Austria porque ver como cientos de seguidores enfervorecidos te miran con cara de desafío, no se lo recomiendo a nadie.

Por suerte, siempre hay españoles cerca. Un grupo llegado de Castellón nos hizo mucho más amena la noche cuando, al ver que éramos de prensa, nos cosieron a preguntas para que les intentáramos conseguir unas entradas. Estamos en ello, queda prometido. Eso sí, por delante los intereses cobrados, o lo que es lo mismo, una cervecita tirolesa gratis. Qué hospitalidad la nuestra…

1 comentario:

anto dijo...

Está muy guapo el artículo, felicidades por él y por el blog en general. Sólo una cosa, el nombre del jugador es Arda Turan y no Turam.

Por cierto, ojo con suecia que va a pasar de segunda de nuestro grupo y se va a cargar a holanda.

A nosotros, nos eliminará italia en cuartos.

Me parece que en Rusia debía haber llamado a Kezhakov e Izmailov, y en Suiza eché de menos la pausa de Vogel, porque Fernandes me parece un bluf ¿tu que crees?

Salu2 y mucha suerte

PD: ¿por qué medio vas acreditado? ¿es muy dificil conseguir acreditación para grandes eventos?

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm