Ídolo faraónico

Hay días en los que uno levanta el sueño entre tristezas, en la sombra de haber perdido a uno de aquellos nombres que nos impulsan hacia la superación en cualquier ámbito diario. Uno de los iconos que, desde la infancia, despiertan el interés por algo más que la pelota sobre el césped, de los que te hacen disfrutar más allá del mundo futbolístico y pasar un rato agradable sentado (como en un estadio) sobre una butaca, aunque con las luces apagadas. Al igual que unos perdemos ese referente, hay quien gana cualquier otro en el momento menos esperado.

En las calles de El Cairo, entre los ruidos del mercado, los jóvenes egipcios se amontonaban desde la madrugada buscando una camiseta del que es, desde ayer, su particular ídolo, ése que ya no se les podrá quitar de la cabeza con sus faraónicas diabluras: Mohamed Zidan.

Seguir leyendo:

3 comentarios:

piterino dijo...

Zidan tiene un talento descomunal, no es habitual encontrar futbolistas así. Hay que saber encauzarle y darle continuidad y confianza porque, si mantiene su nivel de Maguncia, puede llegar a ser un delantero importante en el panorama europeo.
Cierto que, sólo si miramos el partido del otro día, Hosni puede parecer más atractivo, pero que nadie pierda de vista a Zidan, porque no creo que haya en el torneo un jugador con su nivel técnico y su calidad.

Fútbol en Clave dijo...

De este tipo de jugadores me llama la atención no solo su talento, sino el hecho de que no renunciaron a su lugar de nacimiento para jugar en una mejor seleccion, como han hecho otros africanos.

Abrazo!

fernando dijo...

Juega muy bien. Me gustado muchísimo. Le seguiré la pista.

un abrazo.

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm