Más de 40 años de 'Mono'

Todos los aquí presentes tienen en la memoria, si la hacen pensar, algún guardameta que les haya llamado la atención no sólo por su intervenciones bajo palos, sino por su capacidad de unirse al espectáculo que es el fútbol más allá de las presiones. Paradas de quitarse la gorra, signos exclusivos, carácter extravagante y, sobre todo, ganas de llamar la atención a base de sacrificio y entrega al deporte más mediático del mundo. Sólo esto puede explicar que Navarro Montoya, siga siendo la atracción cuando es presentado por su nuevo equipo, Nueva Chicago.

Su ilusión por este deporte le ha hecho ser, ante todo, bastante profesional a pesar de sus incuestionables salidas de tono, porque sólo a base de cuidados se podría tener la elasticidad y las reflejos vivos a los casi 41 años (los cumplirá el próximo mes). Con estas cualidades y siendo un arquero querido como pocos en Argentina, el 'Mono' se ha unido al club de Mataderos hasta final de temporada. Esta llegada propiciará momentos para el recuerdo como su regreso a la 'Bombonera'.

El arquero colombiano, nacionalizado argentino, debutó en Vélez hace ya 23 años y tras un breve paso por Santa Fé, regresó al fortín de Liniers donde, en una espectacular temporada, se ganó el pase a Boca Juniors, el club más grande en el que ha actuado y donde se le guarda un especial cariño. Allí vivió nueve largos años, logrando un Apertura, una Recopa Sudamericana y una Supercopa, y cuando hace un tiempo se rumoreó por su vuelta, el 'Mono' enloqueció: "Si se concreta, sería el hombre más feliz del mundo, porque Boca significa muchísimo para mí. Pasé nueve años maravillosos en el club".

Pero quiso probar nuevas metas y emigró a España, donde pasó por equipos de nivel muy bajo como Extremadura, Mérida o, ya para terminar, Tenerife (curiosamente los tres equipos descendieron). En todos ellos mostró al público español un especial encanto y manera de sentir el fútbol como una fiesta, más allá de unos miedos que siempre ha admitido tener en cada partido: "Creo sinceramente que sin ese temor a fallar que tengo aún hoy, veinte años después, no podría jugar al fútbol.

Probó en Chile en Deportes Concepción, pero regresó a su querida Argentina para volver a ganarse su plata en Chacarita, Gimnasia la Plata e Independiente, hasta que probó otra nueva etapa en Brasil, en la meta del Paranaense.

Carismático como pocos pero rentable para muchos, tal y como demuestra su nombre incrustado entre los 20 mejores guardametas en 2005, Navarro ha vuelto a sus orígenes. Ahora, ya de regreso a Mataderos y a Argentina, el 'Mono' quiere pensar con tranquilidad y a base de paradas, su retirada, la cual aún ve en la distancia. Eso si, ilusión no le falta.

Fotos: Libres

12 comentarios:

Anónimo dijo...

el mono montoya ha sido siempre un porterazo,lo que pasa es que era muy gafe en los equipos españoles. -carnicero-

raul dijo...

Jaja, muy bueno, pero el mono Montoya, es verdad que era gafe en los equipos españoles, pero tambien en los demás.
Jiji
Un saludo...;-)

piterino dijo...

No me han gustado nunca este tipo de porteros excéntricos y "saltimbanquis" (Itandje es una excepción), pero es verdad que es un meta carismático y con una enorme trayectoria.

Veremos, por cierto, qué tal rinde Nueva Chicago ya sin Pellerano y seguro que sin Fede Higuaín.

Un saludo!

El Zlatan de Xerez dijo...

No gusta a nadie estos porteros, pero todos tienen algo especial comparados con el resto. Solo pueden ser sudamericanos, porteros asi, de escuela, no salen en Europa.

David dijo...

Muy bueno, el mono Navarro Montoya. Una de las concesiones que la actualidad da a la nostalgia. Inolvidable la camiseta que llevaba cuando coincidió con Maradona y Caniggia (la del camión conducido por él).

un saludo.

Kaiser dijo...

Enhorabuena por tu blog José David López. Es muy completo y además de ameno uno aprende que es lo más importante. Cuando quieras hablamos sobre las experiencias en la red con esta locura maravillosa que se llama blogs!!

Un abrazo.

Mode-Off dijo...

CADA VEZ QUE VEO A ESTE PORTERUCHO ME RECUERDA LA MENTE A LOCO GATTI

Alberto Colombo dijo...

El Mono es un arquerazo , es verdad que no le fue bien en Europa pero sin duda es uno de los mejores en los ultimos 20 en Argentina. Hoy dia con algo mas de 40 dara catedra en el arco de Nueva Chicago.

Rmartin dijo...

No sólo me quedo con el hecho de que haya sido un buen portero, sino que aun a sus 41 años, la pasión por este deporte le hace seguir jugando con la misma ilusión que cuando tenía 20.

Desde luego es uno de esos jugadores que cuando se retiran, al cabo de los años, se les recuerda con cierta simpatía.

Landon Donovan dijo...

A mi es que este tipo de porteros me encantan Montoya, Burgos, Higuita, Chilavert ...

Pablo G. dijo...

Aún me acuerdo de cuando fichó por el Extremadura

Frank757 dijo...

Aunque siempre se ha dicho y es una gran verdad que aquello de generalizar no es nada bueno con los porteros sudamericanos voy a hacer una excepcion, no me gustan nada, pero nada nada. Prefiero porteros sobrios, seguros, serenos e inteligentes, que transmitan confianza y que jueguen por y para el equipo y no para la grada o el espectador.

Eso si, el mono es carismatico, sin duda. Gran personaje.

Un saludo!

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm