Gritos al son del Cúcuta

De toda Sudamérica, nadie olvida que el fútbol colombiano ha sufrido el mismo declive descendente y progresivo que el país. Ambos se han hundido juntos, teniendo que hacer frente a grandes problemas económicos y orden público. Desde la última aparición colombiana en un Mundial (1998), poco más se ha dado a conocer en un campeonato que añora viejas épocas pero que, poco siempre, refleja en estado puro, la pasión de una sociedad que siempre tuvo en el fútbol un referente y ahora vuelve a reír.

Desde los años del 'Dorado', con Di Stéfano a la cabeza, Colombia se ha ido remodelando poco a poco, a pasos demasiado lentos respecto a sus vecinos, lo que nunca le permitió ser regular en sus éxitos. El gran Millonarios de los años 50 y el América de Cali en los 80, fueron dominadores absolutos en sus épocas pero en Libertadores, donde de verdad se equiparan fuerzas y comparan los niveles, el título siempre fue esquivo. Sólo el Atlético Nacional en 1989 y el Once Caldas en 2004, dieron la cara, además contra todo pronóstico, por el fútbol colombiano. Ahora, aparece una nueva sensación.

Esta es tan imprevisible y sorprendente como la de los dos campeonísimos anteriores pero, el Cúcuta Deportivo está ya entre los ocho mejores de Sudamérica, un gran salto para su país, para la hinchada y para volver a levantar ese ánimo perdido entre las desgracias diarias. El Cúcuta, de la región Norte de Santander, fue campeón de la Copa Mustang II o torneo de Finalización (equivalente al Clausura) y, por primera vez en su historia, gritaba el campeonato. Además, ese techo a nivel nacional, le sirvió para tomar plaza en la Libertadores donde, junto a Pasto y Tolima, llegaba con la clara idea de intentar la machada pasando la primera fase.

El equipo cambió de técnico tras el adiós del ya mítico Jorge Luis Pinto hacia la Selección Colombiana (lo que da una idea del éxito), pero a pesar de la llegada de Jorge Luis Bernal, La Furia Motilona siguió su ascenso que, al mismo tiempo, es el de toda su ciudad. Tanto se le quiere al equipo en Cúcuta, que durante las elecciones, el alcalde Suárez Corzo, no dudó en admitir que sus votantes le habían escrito en muchas de las 'papeletas' algo así como: "Salve al Cúcuta Deportivo y nos salvará a nosotros" (por entonces estaba en Segunda División).

A partir de entonces, todo ha sido un éxito que se vio recompensado con la ampliación de su imponente estadio, el General Santander de 42.000 espectadores, los mismos que arroparon a 'Doblemente Glorioso' (otro de sus apodos) ante Gremio, el también colombiano Tolima y Cerro Porteño en la segunda fase de la Libertadores y, sobre todo, los que disfrutaron con la página más famosa de los suyos la pasada semana ante Toluca, al que derrotaron por un contundente 5-1 que, junto al 2-0 en contra de esta madrugada, les ha metido entre los ocho mejores equipos. Un milagro a base de trabajo y realidad.

La administración del equipo es su estandarte, ya que nadie duda de que ha sido la estabilidad la que permitió crecer hasta ahora. En lo deportivo los jugadores están involucrados en un sueño de una ciudad, de un país que les mira con los ojos de antiguas gestas, de pasajes ya escritos que ven de nuevo la luz y con la mente puesta en que sea el inicio del resurgir colombiano Los Blás Pérez (panameño estrella del equipo), Hurtado, Macnelly Torres, Castro o Rueda, quieren ser el icono mediático y esperanzador para sus gentes y, por ahora, que les quiten lo 'bailao'.



Foto: Goal.com

9 comentarios:

Alfredo Xuntú dijo...

Hey David, que tal te va?, veo que trasnochando como siempre para enterarte de estos equipos que nos traes siempre. Enhorabuena por el post, este sí es de rebueno. Un abrazo y respondeme al mail que te envío.

El Zlatan de Xerez dijo...

Nunca conocería a estos equipos sino fuer apor ti, pero a su entrenador al menos lo conozco al de antes, por ser el seleccionador de colombia. Un apena que los Asprilla, Valderrama y compañia no tengan relevo, aver si estos se animan. Gran post por cierto.

Anónimo dijo...

El futbol sudamericano es una mentira. Qué habrá allí, encima en Colombia, que no haya aqui. Ya ves como seran si el mejor es un panameño.

Esteban dijo...

El nivel del torneo colombiano es realmente lamentable. Salen campeones de equipos recien ascendidos, el que entra de octavo a los cuadrangulares es campeon y los realmente grandes(millonarios y cali) no se diferencias del resto. Vale notar el gran milagro del cucuta y que esta haciendo historia por ser un equipo chico, pero los colombianos estan acostumbrados a ser protagonistas de libertadores y hasta recientemente lo eramos. Oja lo volvamos a ser.
Saludos

Sidarta dijo...

Citei um pedaço do seu texto em meu blogue. Espero que compreenda o meu português.

http://nacal.blogspot.com/2007/05/honramos-camisa.html

Abraços do Brasil,

Arturo Soria dijo...

Un pedazo de post. El Cúcuta reconozco que nunca le he visto jugar, peor acabo de ver su historia y es verdad, es un novato total, porque solo tiene esa liga que gano el pasado año, nada mas. Me causo también sensacion lo del panameño, curiosidades que si ti no nos enterariamos. Cuentamos mas de estas.

J. Urrutia dijo...

Buenísimo el post. Me alegro de que alguien de vez en cuando de cancha a este tipo de equipos.

La verdad es que a nivel de clubes no sigo demasiado el fútbol colombiano, pero me ha gustado mucho leer tu post.

A nivel de selecciones, el mes que viene, en la Copa America, Colombia tendrá una oportunidad de reencontrarse con el fútbol que encandiló a propios y extraños en el Mundial 90, con el 'pacho' Maturana en el banco, y con 'el sobado' Valderrama en la manija. Será muy difícil reeditar el triunfo en la devaluada edición del '91, pero nada es imposible en una competición cuyo pedigree depende de la asistencia de las 'estrellas europeas' de Argentina y Brasil.

Veremos.

Un saludo.

Nestor recio dijo...

Estupendo post, un placer que nos acerques estas historias.

León Daniel dijo...

Hey viejo que buen post, muy diciente . En cuanto al delantero Blas Pérez es muy buen jugador tranquilamente podría juagr en cualquier otra liga. El caso del Cúcuta yo lo compararía, guardando las inmensas distancias con el del Villarreal que llegó semis de Champions.

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm