De electricidad, al lid táctico

Siguiendo a rajatabla sus ideales y teniendo que lidiar con una plaga ante el equipo más 'zorro' de Europa, el Manchester United ha recordado a muchos no habituales de sus citas, que el fútbol directo, sin pausa, vertical, de sacrificio colectivo pero, con calidad pese a todo, aún tiene reservado un hueco tan grande que reta al gobierno resultadista y autoritario que reina en el viejo continente. Con bajas que serían la excusa de cualquier mala noche, con un banquillo en el que algunos filiales podrían sentirse identificados (a excepción de Solskjaer) y ante la que es, posiblemente, la escuadra más experta de Europa, el United volvió a retar a la lógica.

Esta se le puso de cara cuando, en otro de sus inicios arrolladores tuvo la suerte de batir a Dida apenas unos minutos después de haber estado escuchando ese himno europeo que a todos nos saca la parte más débil del corazón futbolero. Esa misma suerte se le resistió en muchas ocasiones ya que, de haber sido Dida un portero 'normal', hubiera sido capaz de tapar los dos goles (primero y tercero), pero se hubiera tenido que contentar con haber recibido otros dos o tres, porque los empujones del United eran de los que recuerdan viejas etapas, de esas gestas sólo escrita en libros y que, si alguien es capaz de revivirlas, uno de ellos vestía de Red.

Claro que, en esas exquisiteces, el Milan tiene a uno de los grandes, un maestro del control, de la elegancia y del descaro desde la perspectiva de un bailarín con balón en sus pies y claro, nadie como el (Kaká) para sacar a relucir la defensa de circunstancias del United con dos acciones que pasarán a la historia por la incapacidad rival para evitarle. Fueron tantos los miedos locales que el Milan logró aturdir por momentos ante la pasividad del graderío pero, al igual que había sabido aprovechar el Milan, los de Ferguson vieron la luz y se reencontaron con la sangre tras el adiós de Gattuso, que liberó mucho más a Scholes y, con el, el último desgaste de media hora donde el United se dejó el pulmón, el abdomen y lo que haga falta. Entonces, Rooney fue el artillero que todo equipo en clara progresión añora.

Esa electricidad de Old Trafford, salvo sorpresa, no será la tónica habitual esta noche aunque no salgamos del país. En Londres, se habla más de batalla táctica con toques de venganza Blue, que de dos equipos cuyas cartas principales deberían valer para tumbar al rival pero, como si de un lid predestinado se tratara, ambos parecen decididos a mover sus fichas en relación a lo que enfrente tengan.

Así, pese a que electricidad habrá en cantidades industriales con Gerrard, Lampard, Kuyt, Drogba, Crouch o Sheva, los protagonistas pasan a ser Mourinho y Benítez, dos de los técnicos de la nueva hornada que, como se recordará un día, decidieron cambiar el rumbo de la Premier a base de pizarra mientras el United seguía reconociendo al estilo británico por naturaleza.
Precisamente esa máxima inglesa añora hoy a uno de los que la llevaron a lo más alto: Alan Ball.


Foto: Firofoto

4 comentarios:

Marcos Soria dijo...

Me gustó especialmente la fuerza que tiene el Manchester como conjunto para poder levantarse con mas garra que nadie en el mundo. Scholes hizo maravillas y De no ser por Dida yo tb creo que le shubiera caído una buena al Milan.
De hoy no me espero nada de esto, sino competitividad máxima y un mas que posible 0-0.

J. Urrutia dijo...

Partido grande, de los que no se olvidan. Encuentro memorable que engrandece este torneo. Intercambio de golpes cual combate de boxeo. Solo puede quedar uno. Que así sea, parecieron decirse las estrellas de la noche. En un rincón, C. Ronaldo, el "fado" lisboeta, en el otro el púgil salido de las playas de Ipanema, Kaká.
En el "primer asalto" gancho desde el corner del portugués, y primer round para los británicos.
Los siguientes asaltos y casi el combate para los italianos, merced a un rápido y contundente directo al mentón de Van der Saar primero, para posteriormente, "bailar" sobre el cuadrilatero del viejo teatro, y asestar un uppercut mortal de necesidad.
Los "diablos rojos" salvados por la campana...
En la reanudación del combate, el púgil lisboeta se rehace y busca el cuerpo a cuerpo, aunque su pegada no es letal...
Encuentra la inestimable ayuda del chico del puerto, el rudo Rooney, que deja constancia de su calidad con varios golpes que dejan al campeón italiano al borde del KO. El inglés asesta un crochet mortal sobre la campana...

Las espadas en todo lo alto para el ring de San Siro...

El enfrentamiento entre Rafa y Mou de esta noche nos deparará menos espectáculo que ayer, pero el duelo táctico puede que cree escuela.

Veremos...

Leo dijo...

Me encanta esta frase que has utilizado: un maestro del control, de la elegancia y del descaro desde la perspectiva de un bailarín con balón en sus pies.

Lo de Kaká fue sublime pero estoy de acuerdo en que en Old Trafford siempre se ven cosas para la historia. Todos recordamos la jugada de Redodno, la gesta del deportivo en la mala noche de Barthez y las goleadas europeas. Un placer de estadio y un placer de equipo. Gran post amigo.

Silvi dijo...

El Manchester hoy día es el equipo más compensado de Europa, físico y técnican se dan la mano y avanzan al mismo tiempo. Todo un equipazo que nos está haciendo disfrutar del fútbol igual que año pasado hizo el FCB.

Esta noche, como tu bien apuntas, no será lo mismo, aunque esperemos ver un buen partido porque calidad para ello hay bastante.

Saludos

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm