Día 26: Arrivederci Deutschland

Tenemos finalista, si, y vaya finalista. Italia, es por méritos propios aspirante al campeonato y además, por vez primera siendo aplaudida por todo el mundo, que a veces la consideró una selección "odiada". Esta vez no, en Dortmund el ambiente era espectacular y el partido fue de esos que se quedan en la memoria por mucho tiempo.

No tuvo Alemania un inicio muy voluntarioso, quizás temiéndose que le cazaran a la contra y el partido, aunque dominado por Italia, gozó de llegadas para ambos. Una de Grosso, un remate de Camoranesi, una jugada de Podolski y alguna internada de Schneider fueron lo rescatable de los 90 minutos, que casi como se preveía, dejaban tiempo para más.

La prórroga, cambió por completo el ritmo, no bajó, sino que aumentó considerablemente. Comenzó con una doble ocasión italiana, primero tras una jugada increíble de Gilardino que se fue al palo y después con un enorme disparo lejano de Zambrotta que encontró el larguero.

Esas ocasiones, son de las que normalmente fallan los equipos que se enfrentan a la azzurra y después terminan recordando pero no sería así por esta vez.

Lippi, se olvidó de moldes tácticos y se fue a por todas, no le bastó tener a Totti para suministrar pelotas a Gilardino y Vincenzo Iaquinta, sino que además metió a Del Piero. Así, el mediocampo se destrozó definitivamente y tras numerosas opciones en ambas áreas, apareció la jugada clave.

Grosso, que subía a un corner, aprovechó un pase medido de Pirlo, (aún asistiendo con cabeza seria en el minuto 118), para de primeras, golpear duro con su zurda lejos de Lehmann, Italia estaba en la final, y de nuevo era Grosso el héroe, como el día de Australia, sólo por eso ya es el lateral del campeonato. No menos autoritario se mostró Cannavaro, que está haciendo el mundial de su vida, todo un crack, con poderes de jefe en la mismísima Italia.

Fue precisamente Cannavaro el creador de la segunda entorchada. El defensor, le birló en la línea del área un balón dividido a Podolski, lo subió, se lo dejó a Totti, que rápidamente mandó en largo a Gilardino, éste se fue hacia adentro llevándose a los defensores y aislando a Del Piero que llegaba desde atrás y que tras el pase de Gila, apuntilló con maestría a los germanos que reconocieron la enorme capacidad de los de Lippi.

Un diez para Alemania, que a mi gusto ha hecho un gran campeonato, en gran medida por Klinsmann, que ha dado con el planteamiento perfecto.

Lo de Italia ya no tiene nombre, que Mundial el suyo... chapó.

5 comentarios:

Alex Inicero dijo...

Que grande Italia, grande "Il pinturriccio", Alex siempre está en em momento justo. Alemania, ahora calladita.

Vi a Italia muy sólida y notablemente atacante, algo que no bunda, sorprenfdio Lippi a todos, por favor, el hombre dle partido Gatusso.

Joan Almeida dijo...

Ahora nadie puede meterse con Italia, que es la tónica general que llevámos al menos aquí en España.

Lippi tuvo cojons en el momento más delicado y el pobre Gatusso se dejó los mismos por su país, y alguno seguirá diciéndo que ver a Italia aburre, seguro.

Fernando Guevara dijo...

Yo no recuerdo haber podido ver a Italia con hasta cuatro tios atacando, complicado, pero imposible sin una defensa dura, experimentada y bien puesta, Cannavaro el mejor jugador del mundial.

Javier Serenilla dijo...

Seré contrraio a los demás, pero a mí me hubiera gustado ver a Alemania en la final, al fin de al cabo, he de reconocer que ninguna selección me ha lñlenado tanto como la alemana en el choque frente a Suecia de cuartos.


Podolski me parece el delantero de más futuro en Europa y creo que en el Bayern explotará por completo. Klose debería irse del Bremen a otro europeo, creo que en Italia estaria bien.

Cebollitas dijo...

Grande Italia!! y grande partido!.Partido que recordaremos, y del que hablaremos a aquellos que no pudieron verlo. Lo mejor, la prórroga sin duda con los dos equipos atacando, y el partido roto. Y al final, Italia pasó con un golazo de Grosso, celebrado a lo Tardelli en el 82. Con la que hay montada con el lio de Moggi, solo falta que Toni, meta tres goles en la final, para que se convierta en el nuevo Rossi, y se repita la historia.

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm