Día 16: Arrancó el verdadero Mundial

Empezó ayer el Mundial. Se puede afirmar eso sin ninguna duda viendo lo que se ve, los octavos ya muestran el camino a casa y con eso vale para que los partidos se llenen de emoción, de una sensación que la fase de grupos no nos refleja y de los instantes que marcan un Mundial, díganselo al bueno de Maxi.
Reconozco que México me sorprendió, porque tenía una mezcla de jugadores nuevos en el once, con posiciones muy parecidas entre ellos y pensé de inicio que el "experimento" La Volpe le iba a salir caro. Muchos hombres de medio campo que costaba encuadrar en una alineación, pero el técnico argentino se la tenía bien aprendida y los jugadores también.

Casi desde vestuarios, la "Tri" se comió a los argentinos, una presión enorme, un juego rápido y sobre todo agresivo, evitando que Riquelme la agarrara y entrando por bandas. Con esos argumentos llegó el gol de Márquez en el segundo pelo de un balón parado que Borgetti peinó en el primer palo, el partido se ponía precioso y Argentina tenía que ponerle casta, que le sobra.

Casi sin haber tocado diez pases seguidos, un saque de esquina al estilo Riquelme se topó con la cabeza de Borgetti y con la aparición de Crespo, aún no se sabe quién la desvió de la trayectoria, pero el caso es que llegó el empate sin merecimiento alguno, para mí, ése momento tumbó el partido a favor de Argentina. La igualada trajo consigo los minutos de calma, no en la rapidez, pero si a la hora de no arriesgar, algo que apenas volvió a ocurrir.

México siguió intentando cortar la línea con Riquelme, que en ningún momento tuvo el balón con limpieza y claridad, y el diez albiceleste sufrió, como toda Argentina. México apretaba, con un Osorio sensacional, un joven Cuadrado que debutó con muchos honores y un Salcido que se mostró infranqueable y con fuertas extremas. Todo ello nos llevó a la prórroga, y aunque normalmente ello significa que los penaltis aparecerán de un momento a otro, surgió la genialidad de la noche, aunque seguramente termine siendo el gol del Mundial.

Hay poco que explicar, todos le habréis visto, pero es un gol que sale una de cada cien veces que el Atlético lo intente, pero que enorgullece aún más su trabajo, que está siendo espectacular. Levantó la mirada, giró y la puso desde fuera del área en la escuadra alejada para Sánchez, que tan sólo pudo verla caer, golazo. Pero estas cosas no pueden ser culpa de nadie, simplemente decidió una genialidad, una que puede salir sólo de las selecciones campeonas. ¿Porqué siempre gana los mismos?, porque la suerte en muchos casos se busca, y Maxi la buscó con mucha fe. Conociendo a la durísima prensa mexicana, La Volpe puede tener los días contados, aunque me parecería un error, simplemente analicen los mexicanos si alguna vez metieron tanto miedo a Argentina, quizás hayen respuestas.

No es así la prensa alemana estos días, algunos piensan el levantar una estatua a Klinsmann, no es para menos. El once que tiene, es de los de sacar jugo, ya no te digo la plantilla. Ha sabido exprimir las capacidades de los suyos, y está haciendo soñar a los más negativos, se coló en cuartos y espera argentina, vaya duelo.

Para ello, bastaron diez minutos de acierto sobre la meta rival, un Klose al que le sale todo por la confianza que atesora ahora mismo y un árbitro que dio la estocada final a los 40 minutos cargándose a Lucic por un agarrón en mediocampo, ahí, mató el choque. Sólo necesitó que el tándem Klose-Podolski tuviera su tarde, uno se movía en largo y el otro venía a recibir, uno abre espacio y el otro lo ocupa... un sin fin de opciones que por ahora terminan en las redes.

Lagerback dejó a Kallstrom para el trabajo sucio metiéndolo como mediocentro, Jonhson deambuló con Willhellson en el banquillo y Larrson e Ibrahimovic estuvieron nulos. Henrik además se despidió de la selección fallando un penalti que hubiera dado alas en la segunda mitad, pero poco o nada pudieron hacer los suecos con un inicio tan arrollador. Efectividad total que se tradujo en un paseo para los germanos, y de no ser por un gran Isaksson la goleada hubiera sido de época.

8 comentarios:

Victor Frede dijo...

Nose si alguna vez se habrámetido un gol tan bonito en una fase ya avanzada de un Mundial. Tal y como dijo Maxi, eso sale una vez allí y otros 99 a la primera grada.

Es una desgracia, porque la TRI le enseñó mucho y mereció mejor suerte. pero, esto es el futbol.

Eduardo Leiva dijo...

Argentina tiene la suerte de quién la busca, esas cosas no surgen asi porque así, si no tiras con fe no marcas eso está muy claro.


La Volpe pese a eso a mi me dejo helado con lo que alineó, le jugó de cara y con puro nervio. Un diez barbudo

Pedrito Qillo dijo...

Maxi Maxi Maxi campeon, campeon, campeon oooo

Gran golazo boludo, los pinches mexicanos a su casita.

Cebollitas dijo...

Saben competir. Ya se que es un tópico, y que de vez en cuando los grandes se pegan un batacazo, pero las grandes selcciones saben competir, no se donde lo aprenden, ni como se desarrolla, pero saben competir. Alemania parecía un equipo pobre antes de empezar el Mundial, y ahora mete un miedo que no veas. Totalmente de acuerdo en lo de la estatua a Klinsmann. Y a Argentina, Mexico la tuvo contra las cuerdas, pero claro, siempre aparece alguno, ayer fue Maxi, otro dia será Riquelme, con tanto talento, es más facil que la suerte esté de tu lado. Por cierto vaya cruce de cuartos nos espera!!!.

Arturo Muñoz dijo...

Cebollitas tiene razón, estoyd e acuerdo. Cada selección de las favoritas sabe que en algún momento del partido va a surgir la calidad por alg´n lugar, pocas veces no es así, hace un rato se acaba de ver de nuevo con inglatrerra.

Javier Serenilla dijo...

Pasó, ha pasado y seguirá pasando. Las grandes tiene siempre todo a favor.

Esperemos que francia se ala excepción no?, España se lo merecería , aunque en Mexico deben estar pensando lo mismo.

Alberto Pedraza dijo...

Emn principio con Maxi pense que sería peor que Galletti, peor veo que me colé.

El Bigotitos dijo...

Vaya partidazo el Argentina - México, y lo que nos espera....Salu2

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm