El Pre - Mundial

Tantas ganas de ver fútbol a nivel de selecciones tenemos que particularmente el Europeo Sub-21 nos viene anillo al dedo. Por multitud de aspectos este campeonato es especial en esta edición. El primero de ellos es que se ha visto muy influenciado por el inminente mundial para lo bueno y para lo malo, aunque ya se han tomado cartas en el asunto y desde ahora no volverá a ocurrir. Los beneficiados nosotros que aunque nos perderemos las andanzas de algunos cracks como Cristiano Ronaldo por estar con la absoluta tendremos el balón rodando hasta el día 4 por lo que la espera hasta el próximo día 9 (cuando comienza la cita germana) será más llevadera.

El formato deja escaso margen de error puesto que sólo son dos grupos de cuatro en el que pasan a semifinales los dos primeros por lo que una derrota te puede dejar fuera.
Se sabe de la presencia de numerosos ojeadores y afiliados a clubes de toda Europa aunque bien es cierto que la mayoría de éstos chavales están muy atados por sus clubes porque los 21 años de ahora no son los mismo que en otros tiempos. Hemos pasado de fijarnos en hombres casi hechos a niños de 14 o 15 años, para que luego digan que el fútbol no se transforma.


Ya en lo que al torneo se refiere el ambiente es espectacular en Portugal puesto que aunque los lusos siempre han tenido buenas selecciones en categorías inferiores este campeonato se les resiste. En nombres conocidos la lista es interminable Huntelaar, Castelen, Quaresma, Pongolle, Chiellini, Pazzini, Vucinic, Volz... sin duda un gran campeonato.

La jornada inaugural nos deparaba el choque entre Portugal-Francia.
Los lusos jugaron a rachas sin un guión fijo, corriendo al son que les marcaban desde las gradas y con excesiva dureza, por otra parte algo muy habitual en su fútbol, y aguantaron hasta que el árbitro lo paró. Ya con el balón en el suelo los galos mostraron la templanza necesaria como para desesperar a su rival que sólo reaccionaba a galopadas de Quaresma y algún disparo lejano de Nani o Manuel Fernandes. Estuvo bien en defensa el nuevo central atlético Zé Castro aunque eso no era suficiente.

Poco a poco las ocasiones caían por su peso y tras dos acciones cantadas de gol llegó el favor del guardameta local Vale que ayudó mucho a que la pelota sobrepasara la línea. Desde ahí hasta el final más de lo mismo, desesperación local y poco acierto francés en un partido que decepcionó.
Antes Alemania se había impuesto a Serbia con un solitario tanto del medio del M'Gladbach Polanski.
El menú de hoy nos ofrece un Ucrania-Holanda con muchos argumentos en cuanto a nombres para seguirlo y el duelo entre la Italia "de Moggi" y Dinamarca. Les seguiré informando y así nos quitamos en "mono" a Mundial.
Foto: UEFA

3 comentarios:

javi dijo...

yo seguire a eigler, el 10 de alemania pero tiene mucha competencia, en bunsliga 2 se ha salido

un saludo

Fernando Solis dijo...

Pues donde seguis este pedazo de torneo? yo no lo he enciontrado en ningún sitio, supongo uqe tendreis buenos medios.Por mi parte que gane Holanda que me parece la que mejor selección puede tener pese a la competencia.

Jose Mendoza dijo...

Es completamente cierto eso de que en los últimos tiempos los jugadores están destacando cada vez más en edades más tempranas. Antes los más obvio era que una promesa del fútbol destacara a los 20 o 21 años pero ahora desde los 14, 15 o incluso antes ya se están peleando los grandes equipos de Europa con hacerse con sus servicios, algo que antes era considerado un robo. Y es que no paramos de ver noticias del estilo: el Arsenal quiere volver a fichar a un canterano azulgrana, esta vez es Assulin Gai, el considerado futuro Messi, (como aparece hoy en el Sport) o lo de Barragán el año pasado del Sevilla al Liverpool, o lo de Fran Mérida que se marchó el año pasado también al Arsenal, o lo de una joven promesa del Espanyol que se marchó al Chelsea y así otros muchos caso. Este tema es digno de estudio pues es un cambio muy relevante con respecto a años anteriores. ¿Qué será lo próximo, fichar a benjamines y alevines?

 
© El diseño es propiedad de Jose David López. Adaptación por Ktm